jueves, 11 de junio de 2009


Víctor Hugo Cabrera, protagonista de Bermúdez encontró en la celebración del día del padre, el mejor momento para confirmar que “como la relación de don Gerardo y Arturo, no hay ninguna”. Aunque el actor asegura que tiene una gran amistad con su papá de la vida real, los Bermúdez se llevan todos los aplausos en complicidad y alcahuetería.
“Mis hermanas y yo nos criamos con mamá y papá, es decir en familia. En cambio el pobre Bermúdez chiquito ha estado siempre solo con su padre” explica el actor. En la historia, seguramente el mejor plan para celebrar, sería una cena de espaguetis con pollo y terminar con una salida a cine, pero en la vida real, Víctor Hugo prefiere una tarde tranquila en casa rodeado de sus seres queridos y disfrutando de su comida favorita: la carne “baby” en término azul (3/4 más cruda que cocinada) y el postre de tiramisú, eso sí, preparados por su mamá quien sin dura se quiere lucir con los papás de la casa.